dimarts, 18 d’abril de 2017

Sagraments de vocació: Ordre Sagrat. Alguns casos

Amb aquesta Entrada d'avui dono continuïtat a aquelles dedicades als sagraments de l'Església, aquells ritus que pretenen apropar-nos des de la nostra pròpia vida terrena al Misteri de Déu. Pots cercar les altres entrades relacionades sota l'etiqueta Sagraments a la columna de la dreta del Bloc.

L'explicació dels 4 tipus d'Entrades dedicades per a cada sagrament la trobaràs a l'Entrada amb el títol "El sagrament més gran: Jesús de Natzaret" de 15 de setembre de 2016.

Cal dir que alguns d'aquests materials estan en castellà, ja que són fruit de la feina dels estudis de CCRR a la Facultat de Teologia dels Jesuïtes de Granada.


El Orden Sagrado: casos para la reflexión

En el caso del Orden Sagrado no tengo experiencia alguna al respecto. Conozco muchos sacerdotes pero nunca he vivido en primera persona el proceso vocacional o una ceremonia del sacramento del Orden. Lo más parecido serían ceremonias de votos religiosos de diversas congregaciones y, últimamente, también de vinculación laical al Instituto Marista.

Lo que sí me parece interesante comentar en este apartado, porque creo que es fuente de un algunos de los problemas que se dan hoy en día dentro de la Iglesia y en la relación entre ésta y la sociedad, es el rol que asumen algunos presbíteros, también obispos, que podría tildarse más de señores, señores feudales o fiscalizadores que no de pastores. Me parece interesante recordar el simbolismo del palio, reservado al Papa y a los arzobispos por él así agraciados, como símbolo y recuerdo de que su primera función es la del buen pastor.

Un primer caso data del año 1999. En abril hubo la dicha eclesial y de instituto marista de la canonización de San Marcelino Champagnat en la plaza de San Pedro del Vaticano. Semanas después se llevó a cabo una celebración similar en Barcelona, de ámbito local y Provincial, en la iglesia del colegio Maristes La Immaculada y parroquia de Sant Francesc de Sales, en la que concelebraron el cardenal arzobispo Ricard Maria Carles y una veintena de otros sacerdotes, vinculados a la diócesis y al Instituto Marista. En aquel momento formaba parte yo del Equipo de Pastoral Provincial, encargado de la animación de la celebración. Por la disposición en el templo, el hermano Emili Turú, a la sazón provincial de Catalunya y el delegado de pastoral, el estimado h.Maine Martínez (+) se encontraban en el presbiterio, detrás del altar junto con los concelebrantes. En el momento del reparto de la Eucaristía, les pasaron de largo, obligándoles a ambos, de forma indirecta, a bajar a la nave central para comulgar con el resto de los fieles. La gente sentada en las primeras filas, fuimos muy conscientes del feo, no solo de cara a los feligreses, sino también institucional.

Algunas preguntas para la reflexión: ¿Hacía falta? ¿Lo impone así la liturgia o una cierta percepción de como debe ser ésta? Sea como fuere…. ¿valía la pena crear esa distinción entre unos y otros? ¿La hubiera hecho Jesús? ¿actúas tú de manera similar en algunos momentos de tu vida?


Un segundo caso que me parece bueno que hace referencia a diversos sacerdotes y superiores y superioras mayores de diversas congregaciones religiosas. Durante años pude acompañar la vida de diversas comunidades de Iglesia en diversos países de América Latina y África desde la ONG española SED. En las diversas estancias pude comprobar el cariño y dedicación de estas personas como "pastores de ovejas" (ante todo de sus hermanos y hermanas, pero también de multitud de laicos vinculados y de las comunidades locales en las que se insertaban), pero a la vez de multitud de otras tareas de las más variadas: del taller donde llevar el coche, de la gestión económica, de las obras del nuevo edificio, del tipo de jardinería a incluir, de las becas comedor, de las contrataciones o despidos de personal, de los presupuestos, de las visitas de los voluntarios españoles, de papeleo diverso con el Estado…. Uf!!!

Algunas preguntas para la reflexión: ¿Se puede servir a dos señores? ¿Debía realizarlo todo, la misma persona? ¿Se puede ser pastor y economista, jardinero, paleta o mecánico? Por suerte, parece que las cosas van cambiando. En tu vida personal... ¿estás más por el bienestar de los tuyos como personas o por el bienestar de la casa, del viaje, del coche, del status...? ¿en que grado cada ámbito?