dilluns, 2 de març de 2015

Cuaresma 2015, semana II, lunes

"No juzguéis, y no seréis juzgados"

"En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
—«Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo; no juzguéis, y no seréis
juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante.

La medida que uséis, la usarán con vosotros.»" 



  • Hace unos días, el 18/02/2015, miércoles de ceniza, presentaba en este mismo Blog la entrada con título "És temps de quaresma 2015". Esta entrada le da continuidad con la aportación de quien esto escribe al folleto de cuaresma 2015 de la ONGD SED.

  • El texto del Evangelio de hoy es corto y claro: no juzges y no serás juzgado. Y el siguiente testimonio de una participante en un grupo de autoyuda, donde se muestra como viven ellos esta máxima: 
“Buenas noches (glups, traga saliva). Me llamo, me llamo… (cabeza baja) me llamo María y es la primera vez que vengo. (Cae al suelo el boli que sostenía entre las manos). Disculpadme, estoy un poco nerviosa… y no sé qué más decir (Silencio tenso)”.  
“Estate tranquila, estás entre amigos”- la animó el terapeuta. Y ella, mirándole con cara de alivio continuó. “He venido hoy aquí porque tengo un problema, un problema… (nuevo silencio) un problema con el alcohol” – dijo la mujer, de mediana edad y de buen ver.  “Bienvenida María”, “¡Ánimo!, de esto se sale”, “Hola María, ya formas parte de nosotros”, “No te preocupes, el de hoy es el primer paso”, “Me alegro que estés aquí María, ya somos dos mujeres entre tanto hombre” (risas)… esas fueron las respuestas de sus compañeros del grupo de primer nivel.
  • Al oir a María, pensé... otro adicto, en este caso mujer. Cosa de descarriados... Continué con el testimonio, me percaté que todos la saludaban, la acogían y animaban. Solamente yo  estaba imaginando ¿cómo habrá llegado hasta allí? ¿Qué problema tendrá?... Ya la estaba sentenciando. ¡Qué rápido soy para juzgar y qué lento para acoger! Es más... ¡Qué hábil soy para intentar esconder mis defectos! y ¡Cómo me enfado cuando los demás me critican!
  • En este caso es María, pero podías ser tú. Es el alcohol, pero podía haber sido el cannabis o la cocaína. O quizás el juego, el dinero, el trabajo, la comida, el culto al cuerpo... 
  • Quien es compasivo, quien no juzga, no condena y quien vierte una medida generosa (cf. Lc 6,38) es la ONG para lucha contra las adicciones, Proyecto Hombre. 
  • ¿Hubiera sido también la parroquia del Pilar, la comunidad de Manresa, el colegio Santa María o el tuyo propio? ¿Hubieras sido tú?



Quieres leer el texto del Evangelio, Lc 6, 36-38?

- En català, anar-hi.

- En castellà, anar-hi.