dimarts, 18 d’octubre de 2016

Sagraments d'iniciació: Baptisme. Alguns casos

Amb aquesta Entrada d'avui dono continuïtat a aquelles dedicades als sagraments de l'Església, aquells ritus que pretenen apropar-nos des de la nostra pròpia vida terrena al Misteri de Déu. Pots cercar les altres entrades relacionades sota l'etiqueta Sagraments a la columna de la dreta del Bloc.

L'explicació dels 4 tipus d'Entrades dedicades per a cada sagrament la trobaràs a l'Entrada amb el títol "El sagrament més gran: Jesús de Natzaret" de 15 de setembre de 2016.

Cal dir que alguns d'aquests materials estan en castellà, ja que són fruit de la feina dels estudis de CCRR a la Facultat de Teologia dels Jesuïtes de Granada.


El Bautismo: dos casos para la reflexión
(los nombres utilizados son ficticios para salvaguardar la intimidad de las personas)

El primero de ellos es el de una joven madre Carolina, hija de una familia creyente, que también practicante mientras los hijos eran pequeños. educada en un colegio de monjas donde se confirmó a los 17 años; vinculada también a un movimiento juvenil scout confesional durante años, también algunos como monitora. Vinculada también durante años al mundo del las ONG y el voluntariado, con un marcado carácter social. Durante algunos años trabajó en diversas obras sociales vinculadas a una congregación religiosa masculina. Ya de adulta se considera creyente aunque no es practicante y es crítica con la estructura de la Iglesia, también la cercana que más conoce. Casada por lo civil con Matías, hijo de familia no creyente, excepto la madre y educado él en la escuela pública y en un ambiente totalmente alejado de la realidad de Iglesia. Tienen dos niños, Gael, 4 años, y Eneko, 1 año, ninguno de los 2 bautizados.

Posibles preguntas que se plantean, sin ánimo alguno de juzgar… ¿qué es lo que no convence, a Carolina, del camino cristiano que ella misma vivió, para proponerlo ahora a su marido como medio de crecimiento de los hijos de la pareja? Conociéndola... ¿tanto pesa la imagen terrenal de la Iglesia que sobrepasa los posibles buenos valores del seguimiento de Jesús, desde el cristianismo?

El segundo caso es el de María e Ignacio, también con un niño de 1 año, Yago, al cual sí han decidido bautizar. Javier, tío del niño será el padrino por parte de la familia materna. En este caso lo sorprendente es que la familia es casi toda ella no creyente. La única que sí lo es, es la abuela materna, Laura, quien se siente cristiana pero no es para nada practicante. Es
más, Laura llena la casa de velas a los santos y, por poner un ejemplo, no acepta para nada el matrimonio de personas del mismo sexo porque no está bien, según la Iglesia.

Preguntas que también se pueden hacer para la reflexión... ¿qué creencia lleva a los padres a bautizar a su hijo? ¿Quizás la gran influencia de la abuela materna? ¿Para qué el bautizo si luego no van a seguir vinculados a la parroquia ni van a acompañar al niño en la vida cristiana? ¿Cómo es que escogen de padrino a Javier, sabiendo también de su increencia? ¿Qué han hablado con el párroco? ¿Qué requisitos solicita les han solicitado desde la parroquia para aceptar bautizar a Yago? 

Y a parte... ¿cuál ha sido tu caso si has sido padre cristiano? ¿Después del bautizo como avanzó la iniciación cristiana de tu hijo o hija?


No vull acabar sense incloure la pregària que des de la parròquia es va oferir pels padrins del fillol que havia de ser batejat, en Yago
Deu i Pare nostre,
gràcies per confiar en nosaltres
i haver-nos fet col·laboradors vostres per a ser els padrins del nostre fillol.
Ajudeu-nos a saber ser els padrins d'ell
per tal que, col·laborant amb els seus pares,
ell visqui la vida nova que pel Baptisme rebrà.
Ajudeu-nos a ser uns autèntics testimonis d'aquesta vida nova que
Jesús, el vostre Fill i germà nostre, ens ha donat. 
Gràcies per Jesús,
perquè així sabem com hem de viure la vida
i com l'hem d'ajudar a viure al nostre fillol.
 
Reforceu, amb la força del vostre Esperit Sant,
la nostra disposició a favor d'ell
i la nostra disposició a viure amb els altres cristians.
Perquè pel Baptisme, ell entrarà a formar part de la vostra família, l'Església,
i amb els nostres germans podrem dir de debò:  Pare nostre,
la pregària que Jesús ens va ensenyar,
podrem celebrar la nostra fe,
i podrem ajudar-nos a viure la vida de cada dia com a cristians.